Relatos eroticos sexo no consentido

Relatos Eroticos de No Consentido - nyhaganica.tk

La humillación se vuelve insoportable. Mientras estuve en el baño me reclamé mi estupidez y mi inocencia. Me aguanté las ganas de llorar, Las horas pasaban lentas, casi no pude dormir por el miedo a que volviera a entrar cualquiera de ellos a violarme nuevamente. A veces dormitaba, pero cualquier ruido me asustaba. Lo peor fue cuando me di cuenta de De mala manera mis amigos me enseñaron que no se debe confiar en nadie y menos cuando se trata de dinero y de sexo.

Este relato contiene palabras altisonantes, sexo forzado y violencia. Si eres sensible a estos temas, te recomiendo que no lo leas. Todo comenzó una tarde de verano en que Fernanda es una joven que ronda los 25 años, estatura media, de cabello castaño largo hasta la cintura e increíblemente liso y suave, cara redondeada, delgada pero con forma , su cola es redonda y deseable, muy suave y sin imperfecciones, completamente depilada, su vagina tiene los labios medianos algunos Todo en un absoluto silencio y contemplando con asombro la sorpresa que sentia, la que le habia impedido siquiera protestar ni voltear a mirarme aun cuando habia penetrado en su vagina, hasta decidi sodomizarla:.

Mi tio me ve la tanguita

Suplicaba esto, pero no se movia, seguia inmovil, no se habia movido un milimetro de su posicion, continuaba ofreciendome su culo, inconciente de la incomodidad que me producia su estatura, pero de alguna manera conciente de lo que habia provocado en mi y de la inevitabilidad de las acciones consecuentes. Volvi a untar vaselina del potecito que habia apoyado sobre el mostrador en la entrada de su ano en forma brusca y flexione mis piernas nuevamente, desde esa posicion ponia mi pene a la altura de su culo….


  • chat sexo dale.
  • citas con hombres europeos.
  • chica en tanga!
  • relatos eroticos sexo no consentido!
  • Post navigation.
  • desnudas por whatsapp.
  • chicos con pollas grandes.

En el momento en que con mi mano hice que la gruesa punta de mi pene rozo su orificio anal, Ella inconcientemente apoyo su mano izquierada entre su nalga y mi ingle…. Presione un poco pero no pude introducirme, su estreches extrema y el grosor de mi pene exigian mayor firmeza en el empuje… Incremente la presion y ella comenzo a exclamar:.

Relatos Eroticos------Violadas en la tienda

La mano que habia dejado entre nuestros cuerpos se habia crispado y sus uñas se clavaban en mi ingle… a esta altura yo seguramente estaba en una regresion… donde no existia raciosinio, ni logica, sino instinto… yo queria placer y el culo que tenia ante mi vista me lo daria… queria introducirme, queria sentir sus nalgas rozando mis ingles, mis testiculos, su mano se interponia y me lastimaba, pero no atinaba a retirar su mano con las mias, sino que instintivamente debia presionar acercando mis caderas, empuje….

Casi grito cuando la dilatacion de su ano permitio que se introduzca la punta de la cabeza de mi pene…. Lloro cuando logre introducir apenas mas que mi glande… su mano izquierda bajo hasta hacer contacto con mi pierna, y tensa intentaba separar mi cuerpo de Ella.

Relatos de No Consentido

La tome con firmeza de la parte oblicua donde su cintura se confunde con sus deliciosas caderas y embesti…. Habia introducido casi la totalidad de mi gordo pene entre sus nalgas y sentia su calor, sentia la presion con la que su estrechez oprimia el diametro de mi miembro abrazandolo como los rayos solares al trigo en una tarde de abril, dandole el calor necesario, dandole la vida…. Y descansando nuevamente mi pene en su ano en tal relax y entrega que me hacia decear orinar en su interior hasta la ultima gota de mi semen dandole asi todo de mi, y entonces volvia esa necesidad y….

Veia si espalda de armoniosa belleza en su delgadez, unirse con su estrecha cintura que luego se ampliaba deliciosa en la curvatura pronunciada de sus hermosas caderas que limitaban el diametro de su hermoso culo coronado por sus pronunciadas y blancas nalgas, que se abrian ante la presencia de mi virilidad y recibian el golpeteo perseverante de mis testiculos que en estado de maxima sensibilidad hacian estremecer todo mi cuerpo en violentas convulsiones orgasmicas que me obligaban a forzar mi ritmo de empuje haciendo brotar lagrimas de dolor en Letty en el momento en que nuvamente baniaba sus entranias con grandes cantidades de semen que en mis embestidas mas profundas emanaban con fuerza una y otra vez en chorros que me provocaban placer casi indescriptible.

Y violaba… y violaba… penetraba analmente aquella belleza, sodomizaba una y otra vez la delicadeza de sus carnes, dilataba su entrada mas pura, sometiendola de forma que jamas habia conocido y jamas volveria a conocer, segun me asegure cuando luego me dijo con la mirada extraviada en una mixtura de emociones:.


  • Navegación de entradas.
  • Secretos, relatos eróticos que despiertan tus fantasías..
  • Relato de Sexo consentido en el ascensor | Marqueze!
  • conocer gente 20 años.

Era la empleada mas comprometida. Su caracter tan debil la hacian increiblemente dominable y ahora rememorando, aun no comprendo como habia tardado dos años en decidirme a tomarla… Fue en silencio, simplemente me hacerque por detras y la rodee con mis brazos, bese su cuello, sus hombros y lentamente la desprendi de su blusa, su brasier, sus zapatos, sus jeans, sus medias y su bombacha.

admin